Al estudiar la pertenencia de Aldenueva de Santa Cruz, siempre tendremos en cuenta a Piedrahíta su actual cabeza de Partido Judicial desde 1965 y sobre todo a El Barco de Ávila que durante la mayor parte de su historia ha sido la entidad de rango superior en cualquier aspecto jurídico y administrativo respecto de Aldeanueva.
En cuanto al ámbito provincial, si bien desde 1833 Ávila ha sido capital de su provincia, hemos de tener en cuenta que hasta ese año, perteneció a la provincia de Salamanca, y en cortos períodos de tiempo en incluso en reformas administrativas no llevadas a cabo, se fijó su pertenencia al Reino de León y a Ciudad Rodrigo cuando ésta fue capital de provincia o Prefectura.
Otro dato importante para mejor fijar la verdad histórica, es el hecho de cómo Alfonso VII al principio del Siglo XII fundó para su hija Dª Urraca el señorío de Valdecorneja con las cuatro villas de El Barco de Ávila, Piedrahíta, Forcajada (La Horcajada) y Almirón (El Mirón).

La opinión más generalizada respecto a la cormarca de El Barco -tierra límite entre las provincias de Ávila y Salamanca-, es que en la antigüedad se encontraba en la Vettonia.
Hecha la división administrativa de Hispania en provincias y en conventus jurídicos en la época de Augusto: Tarraconensis, Lusitania, Bética, nuestra zona de estudio queda en la Luisitania que se componía de tres conventus, siendo el de Emerita Augusta (Mérida) al que queda cinrcunscrita administrativamente.

Ya en la Edad Media, Alfonso VII dio fuero a varios lugares del señorío de Valdecorneja, antigua Mancomunidad de tierras consiguiéndolo en 1211 El Barco y Piedrahíta.

En el siglo XIV, y durante el reinado de Enrique II (el de las Mercedes) 1369-79, Aldeanueva fue uno de los pueblos que constituían el señorío de Valdecorneja que fue dad por este rey a D. García Álvarez de Toledo, dando lugar por medio de esta concesión a dejar de ser de Realengo el señorío de Valdecorneja, convirtiéndose en Laical, por lo que cayó en jurisdicción Feudal y desde entonces, los Señores de Valdecorneja tuvieron prácticamente el derecho de nombrar, a propuesta en terna de los pueblos, los Procuradores y los Síndicos de todos estos Concejos.

En las sinodales de 1384 se nombran en Ávila ocho arciprestazgos: Ávila, Arévalo, Olmedo, Bonilla, Piedrahíta, El Barco, Arenas y Los Pinares y, en 1481 re ratificaron los mismos, Aldeanueva perteneció durante estos años y siguientes al Arciprestazgo de El Barco.
Los Reyes Católicos, iniciaron en España el establecimiento del "régimen centralista" y del "poder absoluto de los monarcas sobre las ruinas del feudalismo". Al encontrarse el país en una total anarquía y desbarajuste iniciaron reformas que tuvieron que extenderse a todos los organismos de gobierno de la nación, siendo las de orden administrativo, judicial y militar las más sobresalientes.
La fundación del Concejo traía parejo la delimitación de su alfoz, es decir, de su tierra. El alfoz de El Barco se dividió en cuatro partes llamándose a cada una "cuarto" debido a esa proporción. Eran los siguientes: Aravalle, San Bartolomé o del Tormal, San Pedro o Caballeruelos y Santa Lucía.
El Cuarto de San Pedro o Caballeruelos se componía de: La Lastra, Cardedal y Lastrilla, Aldeanueva de Santa Cruz con el Bardal; Santa María de los Caballeros con Carrascalejo, El Collado, Cuartos y Navarregadilla; Encinares y sus anejos de el Charco, El Hoyo, La Máquina y Los Sauces.
Desde el siglo XV El Barco y naturalmente Aldeanueva dependían en lo militar de Ciudad Rodrigo y en lo administrativo y civil de Salamanca.
Ya hemos señalado cómo dentro de la división de la Corona de Castilla en "provincias", tanto Ávila como de Salamanca aparecen entre ellas, encontrándose Aldeanueva Comprendida en los límites de esta última.
Pero si bien en lo político administrativo la Tierra de El Barco pertenecía a la provincia de Salamanca, en lo eclesiástico el arciprestazgo de El Barco seguía unido al Obispado de Ávila.

Si bien el siglo XVII mostró una profunda crisis política y económica, en cambio, ninguna división administrativa de importancia se dio en el conjunto del territorio español. Sin embargo, a lo largo del siglo XVIII se operaron importantes transformaciones político-administrativas. Así, terminada la guerra de Sucesión en 1978, Felipe V, el primer Borbón llevó a cabo una ordenación del territorio. Los intendentes recibieron el nombre de "intendentes de provincias y de ejercito". El establecimiento definitivo tuvo lugar mediante la promulgación de la ordenanza de intendentes corregidores el 13 de octubre de 1749.
Con suma claridad el catastro de Ensenada, cuya elaboración tuvo lugar en los años 1751 y 1752 al referirse a esta población dice lo siguiente:
"... del lugar de Aldeanueva de Santa Cruz de la Magadalena y su barrio o agregado El Bardal, uno de los comprendidos en el Partido de la villa de El Barco de Ávila, provincia de Salamanca."

La centuria dieciochesca que fue pródiga en grandes proyectos y realizaciones creó una nueva ordenación político administrativa a instancias del Conde de Floridablanca, el primer secretario de estado, y del despacho de Carlos III fijando de un modo oficial la "España divida en Provincias e Intendencias y subdividida en Partidos, Corregimientos, Alcaldías Mayores, Gobiernos políticos y militares, así como Realengos, como Órdenes, Abadengos y Señoríos".
Tanto la provincia de Ávila como la de Salamanca eran componentes de las Provincias o Intendencias de esta nueva división de Floridablanca. El manuscrito que se conserva relativo al Censo de Floridablanca alude a Aldeanueva de la forma siguiente:
Corregimiento de la Villa del Barco de Ávila
Intendencia de Salamanca
Parroquia de Santa María Magdalena
Quarto de San Pedro
Aldeanueva de Santa Cruz
y sus barrios: Bardal, Cabezuela y Casas de la Fuente

En el corto período de la Administración Napoleónica en España en la que se había hecho su propia división en 1810, distribuyó el territorio en 38 Prefecturas que a su vez se dividían en Subprefecturas. Se da la curiosidad de que en esta división no figuraba la provinvcia de Ávila, distribuyéndose su territorio entre las Prefecturas de Ciudad Rodrigo, Salamanca y Valladolid. Dentro de la Prefectura de Ciudad Rodrigo, se incluian las Subprefecturas de Navarredonda y Béjar -Agueda- con lo que la zona de El Barco de Ávila se insertaba en la de Béjar.

Un Real Decreto de 30 de Noviembre de 1833 y sancionado el 21 de abril de 1834, alude a una nueva división territorial en provincias llevada a cabo por Javier de Burgos, Ministro de Fomento. En ella Aldeanueva de Santa Cruz deja de pertenecer al Reino de León y se integra en Castilla la Vieja, puesto que los territorios de los Partidos de El Barco de Ávila y Piedrahíta se sustraen de la provincia de Salamanca en beneficio de la de Ávila.
Por tanto el Decreto de 30 de Noviembre de 1833 alteró notablemente la organización que hemos indicado, formanado la provincia de Ávila los seis partidos judiciales siguientes: Ávila, Arenas de San Pedro, Arévalo, El Barco de Ávila, Cebreros y Piedrahíta. Aldeanueva queda en la jurisdicción del Partido de El Barco de Ávila.

En 1892 fue suprimido el juzgado de instrucción de El Barco de Ávila por razón de economía, agregándose sus pueblos a los de Piedrahíta.
Un Decreto del Ministerio de Justicia de 11 de Noviembre de 1965 modificó la demarcación de los Juzgados de Primera Instancia e Instrucción y consiguientemente de los Partido Judiciales. Los pueblos del anterior Partido de El Barco de Ávila parason a la jurisdicción del Partido de piedrahíta que es al que hoy día pertenecen, siendo ésta, la última vez que el histórico lugar de Aldeanueva de Santa Cruz cambia en orden jurídico, político y administrativo. En la actualidad la provincia de Ávila y desde 1983 en una de las nueve que integran la Comunidad Autónoma de Castilla y León.

Bibliografía: Historia de Aldeanueva de Santa Cruz y Vida y Obra de la Beata Sor María de Santo Domingo.
Ayuntamiento de Aldeanueva de Santa Cruz - Ávila - Todos los derechos reservados © 2017